Seguridad en internet

Esta nueva realidad nos forzó directa o indirectamente a volcarnos a los canales digitales para comunicarnos, trabajar, vender, y hacer transacciones a través de los diferentes canales digitales.

Muchos de ellos cuentan hoy con un marco legal que protege nuestros datos, pero no es una realidad existente en el 100% de los casos. Tu información debe ser valiosa para voy y no debe ser comercializada por terceros sin tu conformidad expresa.

Exponemos nuestra información personal en forma constante sin evaluar críticamente sus consecuencias.

En este material queremos aportar información para que tu privacidad sea respetada y no seas objeto de los efectos negativos del mal uso de la tecnología y sus canales.

¿Cuáles son las principales amenazas? ¿Cómo podes protegerte?

Phishing

Es cuando los ciberdelincuentes utilizan mensajes de correo electrónico con información falsa para engañar y robar datos personales, de tarjetas de crédito, claves y números de cuenta y otros datos personales relevantes para futuras transacciones ilegales.

Como protegerte:

  • NO ingreses información en forma directa a través de links en mensajes o correos electrónicos.
  • Verifica que los sitios en los que ingreses información sean SITIOS SEGUROS (en la dirección comience con “HTTPS” debe aparecer el icono de un candado)

Malware

O PROGRAMA MALIGNO /// Los códigos maliciosos como virus o troyanos pueden infectar tu dispositivo, dañarlo, robar tu información o
eliminarla.

Cómo protegerte:

  • Utiliza soluciones como antivirus (solo de tiendas oficiales).
  • NO habilites permisos que no resulten necesarios para el fin de la aplicación que desees operar
  • No abras archivos adjuntos desde un correo que no conozcas.

Buenas prácticas para proteger tus datos personales y operar con seguridad

  • Protegé todos tus dispositivos mediante el bloqueo con una contraseña o patrón.
  • Utilizá alguna solución de seguridad o antivirus, siempre actualizada en su última versión. 
  • Intentá mantenerte informado acerca de nuevos engaños, amenazas y noticias falsas que se vayan descubriendo.
  • Elegí contraseñas fuertes que mezclen números, letras y caracteres especiales (*, #, ?). No las compartas ni las escribas a la vista de nadie.
  •  Cuidá los vínculos y los peligros en el mundo digital, tal como lo hacés en el mundo físico, recordando que del otro lado de la pantalla siempre hay una persona.
  •  Almacená claves en el navegador solo si tenés un antivirus instalado y si sos la única persona con acceso al dispositivo. Si es un dispositivo público, no es una práctica aconsejable.

Ante alguna acción irregular detectada es fundamental contactar a la entidad que aparece referenciada en la acción para que puedan intervenir y prevenir fraudes y/o ciberdelitos.