Derechos

La igualdad de género es un concepto cada vez más presente en nuestras vidas. Los medios de comunicación, comentarios en grupos de trabajo y sociales, contactos en las redes y hasta en una charla con nuestros hijos o familias son espacios de dialogo sobre este eje.

Pero alguna vez te preguntaste ¿Qué significa exactamente? ¿Por qué se sigue reivindicando la igualdad de género si todas las leyes reconocen los mismos derechos a hombres y mujeres? ¿Qué diferencia hay entre igualdad y equidad?

Hoy queremos acercarte herramientas y definiciones que te ayuden a responder a estos interrogantes.

Según Naciones Unidas, la igualdad de género se refiere a “la igualdad de derechos, responsabilidades y oportunidades de las mujeres y los hombres, y las niñas y los niños”. Por lo tanto, el sexo biológico nunca será un determinante para los derechos, oportunidades y responsabilidades que podamos tener a lo largo de la vida.
La igualdad de género constituye un principio jurídico universal, mientras que la equidad de género introduce además un componente ético y el concepto de la compensación de condiciones, para asegurar una igualdad real.

 

MARCO INTERNACIONAL

Aunque las cuestiones de género llevan años en la agenda internacional, es un hecho que las mujeres y las niñas, sufren discriminación y todo tipo de violencia por el simple hecho de haber nacido mujer. El informe de la OCDE “Perseguir la igualdad de género: una batalla cuesta arriba” , deja expuesta esta situación cuando asegura que ningún país en el mundo, ni siquiera aquellos más igualitarios, ha alcanzado aún la igualdad.

Por su lado la ONU incorpora en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, lo siguiente: Objetivo número 5 “lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas”.

El Foro Económico Mundial (WEF – 2017) asegura que para que se registre el cierre de la brecha existente se requerirán al menos 100 años .

INDICADORES

Existen cinco (5) indicadores fundamentales para medir la brecha de genero existente en una sociedad:

1. Participación política
La participación política de las mujeres es una de las asignaturas pendientes en todo el mundo. Actualmente el país con mayor igualdad de representación de ambos sexos en su Parlamento es Ruanda, con un 64% de mujeres diputadas; le sigue Bolivia, uno de los países donde Ayuda en Acción trabaja, con más del 52% de mujeres diputadas.

2. Acceso a la educación
Un tercio de los países en desarrollo aún no han logrado paridad de género en el acceso a la enseñanza primaria, pese al avance que se dio gracias a los Objetivos del Milenio (2000-2015).

3. Acceso al mercado de trabajo y desigualdad salarial
Según Naciones Unidas, existe una diferencia salarial del 24% entre mujeres y hombres en todo el mundo. El Informe del Foro Económico Mundial reconoce que, si hablamos de igualdad de género en el ámbito laboral, si continúa la tendencia actual, llegaremos a conseguirla en el año 2234.

4. Violencia en cualquiera de sus formas
La violencia en cualquiera de sus formas alcanza un porcentaje alarmante. Las cifras que proporciona Naciones Unidas hablan de que el 35% de mujeres en todo el mundo han sufrido violencia física y/o sexual por parte de sus parejas.

5. Marco normativo – legislación
Hasta 2016, aún había 52 países en el mundo en el que la igualdad de derechos y deberes entre hombres y mujeres no estaban reconocidos en sus Constituciones. La existencia de un marco jurídico es fundamental para poder trabajar en la condena de estas prácticas y favorecer la equidad e igualdad de género

¿COMO PODEMOS COLABORAR PARA ACHICAR ESTA BRECHA?

Desde la iniciativa MUJERESXMAS, trabajamos en la generación de acciones que contribuyan al empoderamiento económico de las mujeres como vector para el desarrollo profesional y personal, co-creando programas de alto impacto en conjunto con actores del mundo público, privado y tercer sector, nacionales e internacionales, que garanticen el respeto de los Derechos Humanos y la igualdad de oportunidades entre varones y mujeres.
Trabajar en políticas de inclusión para que las mujeres accedan o completen su educación, se conviertan en emprendedoras que generen ingresos para sus familias, reciban los tratamientos médicos que necesitan, conozcan y ejerzan sus derechos.

Si sos mujer, podés trabajar por la igualdad de género implicándote directamente en asociaciones y organizaciones que trabajan por la igualdad entre hombres y mujeres en todos los ámbitos de la vida.
Si te desempeñas en puestos de responsabilidad pública, podés trabajar en políticas que fomenten la igualdad y la inclusión. Si tu trabajo se relaciona con la educación, es el lugar indicado para la transmisión de valores que se relacionan con la libertad, igualdad e inclusión.
Conseguir que exista igualdad de género no es una tarea imposible, pero requiere de la implicación de toda la ciudadanía. Seas quien seas, podés sumarte para que muchas mujeres y niñas dejen de ser invisibles.

Te invitamos a ingresar al siguiente link donde El Foro Económico Mundial (WEF) posee notas de interés relacionadas con la temática:

https://es.weforum.org/agenda/archive/gender-parity

 

Asesoramiento: Lic. Tamara López, Licenciada en Psicología.