Como iniciarnos en el cuidado de la piel.

Como iniciarnos en el cuidado de la piel.

 ¿Sabías que la piel es el órgano más grande del cuerpo humano? 

Es la encargada de protegernos y conectarnos con el exterior, por eso es importante cuidarla y protegerla. 

¿Pero cómo? En este nota te cuento las principales recomendaciones que debemos tener en cuenta para que te inicies en el cuidado de tu piel en ¡tan solo cuatro pasos!.

1) Conocerla

Cada piel es única, como cada una de nosotras, y cuenta una historia. Si tomamos mucho sol, si la maternidad nos dejó manchitas, si me cuido (o no), si es sensible o se banca todas, a veces tenemos algunas cicatrices, ¡las líneas de expresión!: por reír, llorar, fruncir el ceño…

Es clave conocerla, observarla, conectar con ella y con nosotras a la hora de mirarnos en el espejo. Nadie mejor que cada una para saber las cosas por las que ha pasado.

La ayuda de persona profesional va a enseñarte trucos para reconocer tu tipo de piel: para lograr tener una piel sana y natural, necesitamos conocer nuestro biotipo.

2) Diseñar nuestro plan de cuidados

Cada piel es única y necesita su propio plan de cuidados, saber cuáles son los productos ideales para ella, el correcto orden de aplicación y la forma correcta de hacerlo.

3) Ponernos en acción

Nada más y nada menos. Dedicarnos un tiempo, hacerle lugar en nuestra rutina diaria. Por la mañana y por la noche, cada momento es fundamental. Durante la mañana, porque vamos a preparar la piel para la jornada que vendrá y por la noche, para limpiar la piel y permitirle que respire. Mientras dormimos, nuestro cuerpo se regenera y también lo hace nuestra piel.

4) Ser constantes.

En cada rutina o actividad que nos proponemos, el éxito, para mí lo define disfrutar de ese proceso. Pero fundamentalmente, no abandonar, siempre hay cosas que nos pasan, que hacen que interrumpamos la rutina o nos distrae. ¡No importa! Seguimos, pero por sobre todo lo disfrutamos. Una vez que nos hayamos generado el hábito, los cambios se ven enseguida. Y créeme que novas a querer volver a lo anterior.

Más allá de estos cuatro pasos, y porque somos un todo, te dejo algunos tips más de cuidado integral: 

  • Un buen descanso. Como te dije antes, nuestra piel necesita descansar para funcionar correctamente y regenerarse. Es recomendable dormir entre 7 y 8 horas diarias.
  • Realizar ejercicio físico. Cuando ejercitamos, nuestro organismo recibe mayor cantidad de nutrientes y oxígeno, que luego se ve reflejado en nuestra piel. No importa si es correr un triatlón o caminar por la plaza, lo importante es moverse.
  • Llevar una alimentación saludable. Mantener una dieta equilibrada y variada en general será beneficioso para tu salud en general, y por ende también para tu piel. Consumir muchas frutas y vegetales, elegir productos bajos en grasa, reducir los dulces y las harinas refinadas. No limitarnos en lo que ingerimos, pero sí tomar decisiones saludables al momento de alimentarnos. Y por supuesto, cada tanto darnos un gustito. • Hidratarnos. Fundamental tomar mínimo 2 litros de agua por día, fuera de las comidas y que sea solo agua (no gaseosas, no jugos, no infusiones). Puede parecer mucho, pero si lo pensás, son tan solo 8 vasos de agua durante el día. Distribuilos de una forma que te resulte práctica en tu jornada diaria. 
  • La forma en que nos miramos. El estado de nuestra piel está directamente relacionado con lo que ocurre en nuestro interior. Nuestro nivel de autoestima influye en nuestras emociones, y nuestro estado emocional, se refleja en la piel. Sentirnos bien con nosotras mismas es tan importante como todos los tips anteriores. El primer paso para querernos es conocernos y el segundo, cuidarnos, porque nadie lo puede hacer mejor que nosotras mismas. 

Autora: Eugenia Grigera

@eugeniagrigera

Link de interés 

https://www.eugeniagrigera.com/

Comparte tu aprecio

Deja un comentario